Adolescencia

DEPENDENCIA EMOCIONAL. LA HISTORIA DE CAMILA.

La dependencia emocional es un estado psicológico que se manifiesta en las relaciones de pareja. Estas relaciones se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro.

Esta semana contamos con la historia de camila quien nos explica su experiencia con la dependencia emocional. Es importante aprender a identificar este tipo de situaciones para salir de ellas, y si es necesario buscar ayuda antes de que sea demasiado tarde.

Su historia la hemos contado en el canal en nuestra sección #YourStoryTime, Recuerda que para estar al tanto de todas las novedades solo tienes que SUSCRIBIRTE AL CANAL.

 

Si te gustaría contar una experiencia personal, con la intención de ayudar a otras personas, envíanosla a el correo LEIDYCUENTAMIHISTORIA@GMAIL.COM

A continuación la historia tal y como Camila nos la envió.

¡Hola! Me mi nombre es Camila tengo 21 años y soy de Buenos Aires (Argentina)..

Les quiero contar mi historia para concienciar sobre las relaciones toxicas.

Mi historia empieza cuando tenia 14 años, en ese momento de mi vida estaba pasándolo mal, porque tenia un novio con el cual llevavamos un año con muchas idas y venidas.

Para quien se puedan preguntar durante mi relato si mis padres me dejaban tener novio, la respuesta es si, cuando les comunique que tenia novio me pusieron algunas normas, pero lo aceptaron, ellos son de los que piensan que prohibir no funciona.

Si se preguntan si usaba métodos anticonceptivos, la respuesta es si, desde muy joven me las recetaron por problemas hormonales.

En una de esas idas, conocí a un chico por facebook, que me hacia reír mucho y sentíamos atracción el uno por el otro. Intentamos tener una relación pero mi prioridad era mi antiguo novio y cuando apareció de nuevo en mi vida, dejé todo y seguí un año mas con reconciliaciones y pelas.

Con el chico del Facebook seguíamos siendo amigos.

Después de un año de peleas y reconciliaciones, terminamos definitivamente, Estuve dos años sola.

Pasado ese tiempo el chico del Facebook y yo decidimos empezar una relación, para ese entonces ya tenia 18 años. Sin embargo la cosa no empezó bien, él era muy celoso y no me perdonaba que en el pasado dejara todo para seguir con mi ex novio, estando conociéndolo a él.

Pero yo luche contra todas sus inseguridades para demostrarle que lo amaba, pero siempre era celoso y yo me culpaba por como había sido en el pasado.

Aunque no tenia muchos amigos, los pocos que tenia tuve que alejarme de ellos, porque a el no le gustaba que tuviera amigos hombre.

Ese mismo año comencé la faculta, para mí fue muy difícil la integración, era un mundo distinto para mi, a pesar de todo ello, en los ratos libres que tenia los dedicaba a responder sus mensajes, sin relacionarme con nadie mas, para mi solo debía existir él.

Al mes de haber empezado la facultad tuve que dejarla porque en ese momento prefería estar bien con mi pareja y darle la seguridad de que yo era solo suya. Desde ese momento se generó una dependencia emocional mía hacia el bastante fuerte, por una cosas o por otra, siempre teníamos problemas y la culpable siempre era yo, el me lo hacia pensar y yo asimilaba que era culpa mía siempre, y yo tenia que buscar la forma de arreglarlo.

Estuvimos así un año. Al segundo año empecé de nuevo la facultad, pero esta vez en una carrera distinta donde la mayoría eran chicas, pero él me puso las mismas condiciones que el año anterior. Cuando toque recreo hablamos, cuando salgas de la facultad llámame, envíame un mensaje cuando estés en el tren, porque yo me preocupo por ti mi amor, decía. Yo acepte todo eso.

Yo nunca salia de mi casa sin él, y cuando no estábamos juntos me pasaba el tiempo respondiendo a sus mensajes o llamadas.

Una noche de invierno volviendo de la facultad, una compañera unos años mayor que yo se ofreció a llevarme a la estación de tren (Es importante saber que desde la facultad hasta mi casa son tres horas de viaje, aproximadamente.) Ese día, el marido de mi amiga la pasaba a buscar y se ofrecieron a acercarme a la estación, de esa manera me ahorraba una hora de viaje. ¿Y que pasó?  Pensó que un amante me iba a llevar a la estación, ese día fui a verlo a su casa, y cuando llegue me dijo de todo menos santa, me tomo de la nuca, me tiro del pelo, y luego me presionó el cuello para asustarme, Y lo hizo, me quedé paralizada sin saber que hacer.

Esa noche, en vez de enojarme con él por lo que acababa de hacer, lloré mucho y le explique lo que había pasado, solo me creyó cuando le enseñé una grabación de mi amiga y su marido mientras estábamos en el coche de camino a la estación del tren.

Otra noche me hizo un chupón en el pecho antes de tener relaciones y cuando me sacó la remera (camiseta de manga corta) y vio la marca, se puso a llorar imaginando que otra persona lo había hecho.

Estuvimos así dos años mas, Teníamos momentos buenos y malos, mas malos que buenos, según el, no pasábamos suficiente tiempo juntos, sin embargo yo me instalaba en su casa todos los fines de semana, iba a su trabajo en el tiempo libre, o por la tarde entre semana, según el, yo no contestaba a sus mensajes, o se ponía celoso por fotos que yo subía a mis redes, o porque no subía fotos nuestras, llego un momento en el que se enojaba si no subía fotos nuestras o si cambia mi foto de perfil donde estábamos los dos por una donde estuviera yo sola, o porque no le mandaba fotos mías por WthaSSapp.

Al principio le mandaba fotos desnuda o picantes porque era un juego y me divertía, ademas sentía que con el podía explorar mi sexualidad sin tapujos, pero llegó el momento en el cual ya no me divertía hacerlo y solo lo hacia para que el no se enojara conmigo.

También se enojaba si yo llegaba cansada de estudiar y quería dormir sin tener sexo, pero tenia que complacerle aunque yo no quisiera.

Mas de una vez me todo dormida, mas de una vez cerré los ojos pidiendo que terminara de una vez.

Un día comiendo con sus papás hice un chiste de los que el me solía hacer a mi, y me gritó, “Vos cállate, que estas en capilla” (Castigada) por seguir a una persona en Isntagram que no era de su agrado. No supe como reaccionar, así que bajé la cabeza y comí en silencio.

Las navidades pasadas, En argentina cenamos, brindamos a las 00, y nos amanecemos abriendo los regalos, es muy común que se colapsen las lineas telefónicas y los mensajes no lleguen, en la madrugada del 25 noté que mi WthaSSapp no andaba bien, pero no era navidad y estaba con mi familia no me preocupé.

Al llegar a casa con mis padres, me llegaron todos sus mensajes, ¿Donde estas? ¿Que haces? ¿Atendeme? Seguro te fuiste a putear por hay, y yo pelotudo esperando un mensaje tuyo, sos una put.. Me sentí asfixiada.. Decidí que era hora de dejarlo y lo dejé. Pero a la semana me pidió disculpas y volví con el 😦

La noche siguiente de haber cumplido los 21 años, lo celebré con sus padres y los míos en una cena en mi casa, mientras yo me arreglaba y él hablaba con mi padre, me mando un mensaje diciendo “Veni a sentarte aquí conmigo” En ese momento se me cayó la venda de los ojos, ese día me fui a su casa, hicimos el amor, la peor noche de mi vida, me sentí sucia, marchita, le di la espalda y llore sin que se diera cuenta, mientras el gemía y disfrutaba. Al día siguiente lo dejé..

Hace poco me volvió a hablar y me volvió a insultar porque lo rechace de nuevo.

Les voy a hablar de mi análisis de estos últimas semanas,  soy simpatizante del feminismo . Se de la violencia de género y defiendo a las mujeres que pasan por esto.

Siempre le dije a el que el día que me levanté la mano nuestra relación se terminaría y que lo denunciaría,  el siempre me refutaba sobre el feminismo provocándome queriendo cambiar en mi mis ideales. De más chica critique a las mujeres que pasan por esto. Hoy no entiendo como fue que dejé que pasará, estoy sufriendo las consecuencias de la dependencia emocional .

El aislarme  de mis amigos, y sentirme sola son el pan de cada día pero se que soy joven y me voy a recuperar y lo voy a superar, por favor sean atentas porque si pasan lo que yo se que en ustedes hay una vos que les dice que está mal que no debe ser así. Escúchense así mismas. No tengan vergüenza de admitirlo porque no es su culpa.

Yo justifique tres años sus actitudes “un trauma en su infancia” tengo que tener paciencia me decía, lo hable muchas  veces con él para que vaya a un psicólogo y me decía que a la única persona que podía hablar sus cosas era conmigo y yo inconscientemente cargue con esa mochila mucho tiempo. Me quebró el orgullo, rompió mis expectativas mis sueños esa maldita mochila.

Pero nunca es tarde para volver a empezar. Hoy estoy volviendo a empezar. Se puede chicas. Cuídense siempre porque son ustedes las dueñas de sus vidas no tu novio o marido. Griten lloren hagan quilombo como decimos en mi país. No sé queden con alguien así porque eso no es amor.

………..

Muchas Gracias a Camila por contarnos su experiencia, deseamos de corazón que le sea de ayuda a alguien y que les ayude a darse cuenta de este tipo de maltrato y de dependencia emocional.

No dejes de compartir.. Sígueme en las redes sociales FACEBOOK, TWITTER, INSTAGRAM.

¿Alguna duda sobre el post?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s